Una Industria que Evoluciona y se Adapta

¡Bienvenido! En la edición pasada de este blog les presentamos un panorama general de cómo se ha comportado la industria de la alta joyería en tiempos del Covid-19. En esta nueva edición, queremos adentrarnos aún más en su proceso de transformación y analizar detalladamente la recuperación de la industria hasta 2025. Adicionalmente, echaremos un vistazo a China, país que se ha convertido en el centro del comercio de joyas a nivel mundial y con la mayor proyección a futuro en ventas. 

Para nadie es un secreto que la pandemia del Covid-19 modificó las agendas de todas las industrias a nivel mundial y las llevó a repensar sus modelos de negocio. En el caso de la joyería se avizora un crecimiento sin precedentes y sostenido, con la llegada de nuevos canales de venta digitales que, buscan posicionarse a la par de otras industrias y consumidores que están revaluando sus prioridades y cambian sus hábitos de consumo según el reporte “The State of Fashion” de la consultora McKinsey & Company y Business of Fashion (BoF). 

Alrededor del mundo se estima que el gasto por consumidor varíe según el segmento y la región. En el caso puntual de los Estados Unidos, se tiene proyectado que sean las personas jóvenes y de mediana edad, con altos ingresos y cuyos puestos de trabajo no hayan sido afectados por la pandemia, los que impulsen el crecimiento de la industria joyera hasta el 2025. Lo anterior se puede contrastar con países europeos en donde no hay una tendencia marcada de que sean unos u otros los que impulsen la industria. 

El espectro demográfico presupone varios retos a futuro para la industria de alta joyería a los cuales debe adaptarse, pues a nivel mundial serán aquellos grupos poblacionales con activos en su patrimonio neto superiores a los 100 millones de dólares quienes más crezcan. Por consiguiente, el tamaño del mercado de lujo tenderá a crecer respectivamente y las marcas deben encaminar sus estrategias para seducir este exclusivo grupo poblacional. Mientras tanto, el mercado Chino seguirá posicionándose como el más importante para las marcas de lujo, pues este país representa el 45% del mercado de alta joyería a nivel mundial. Adicionalmente, se estima que el número de hogares con ingresos superiores a los 70 mil dólares se triplique para 2025, un dato no menor que posiciona al país como el más atractivo para estas marcas. 

Como lo mencionamos en el blog anterior, el 30% del total de las ventas de joyería se daban gracias a los viajes de negocios y de turismo alrededor del mundo. Sin duda alguna, una práctica que se ha visto muy golpeada por las restricciones de viajes entre países y que ha puesto al sector en una coyuntura que no tendrá salida pronto. Se estima que los viajes se reanuden por completa normalidad, y con los volúmenes de antes de la pandemia para 2025. Mientras tanto, el hueco se ha venido tapando con las compras locales de cada uno de los países y en zonas libres de impuestos como en la renombrada Isla de Hainan donde se pueden comprar exclusivas joyas sin impuestos. 

Según la consultora McKinsey, se estima que las ventas de marcas de alta joyería tengan un crecimiento compuesto anual (CAGR) en el continente asiático entre un 10% y un 14% entre 2019 y 2025. Esto, siendo un crecimiento que supera el pronostico del total del mercado de alta joyería que va entre el 8% y el 12%.  Ahora, el mercado total de joyería (incluyendo joyerías sin marca) a nivel global se estima que crezca entre un 3% y un 4%, pasando de tener un tamaño de 280,000 millones de dólares a más de 340,000 millones de dólares. 

Recuperación industria de la joyería por regiones

Para concluir, nos gustaría recopilar las 3 ideas más importantes de este blog:

  1. Si bien la industria de la joyería estaba rezagada en la implementación de nuevos canales de ventas, la pandemia aceleró su incursión en el internet y así impulsó estos canales digitales en su modelo de negocio. Se estima que entre 2019 y 2025, los canales de venta digitales crezcan entre un 9% y un 12%. 
  2. La recuperación del mercado de joyería estará liderada por el mercado asiático, particularmente el chino que se posicionará como el más deseado, al representar el 45% de las ventas de alta joyería a nivel mundial. Así mismo, representará el crecimiento compuesto más alto a comparación de los demás países del mundo.
  3. Las marcas desarrollarán políticas que impulsen el comercio local de joyería, para de esta forma contrarrestar el impacto de la caída de las ventas que se daban en los viajes de negocio y de turismo. 

En nuestro próximo blog hablaremos de la importancia de la sostenibilidad en la industria de la joyería. Los invitamos a suscribirse al newsletter de BAROQ para recibir noticias, descuentos, regalos y mucho más. 

Fuente: The State of Fashion report - McKinsey & Company and Business of Fashion

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Featured collection

Capítulo 1: La esencia de la simplicidad