Manos a la Obra: Estrategias y Políticas para un Mundo Sostenible

¡Hola! Bienvenidos a nuestra última edición de sostenibilidad basada en el reporte “The State of Fashion” de la consultora McKinsey & Company y The Business of Fashion (FoB). Para concluir nuestro recorrido, nos gustaría cerrar esta sección con las iniciativas lideradas por asociaciones, gobiernos y marcas que han decidido tomar acción por la sostenibilidad. Acompáñanos para conocer qué se está haciendo y lo que falta en esta década tan importante para la industria.

Desde 2005 han surgido diversas organizaciones como “The Responsible Jewellery Council” (RJC) que es la autoridad líder en regulación de estándares internacionales para la industria joyera y relojera. Desde su entrada en operación en ese mismo año, se empezaron a diseñar estándares para la promoción de cadenas de suministro amigables con el medio ambiente y con la sociedad. 

Asimismo, vale la pena resaltar “The Better Gold Initiative” que como su nombre lo indica, es una iniciativa liderada por el gobierno suizo en conjunto con “The Swiss Better Gold Association” para diseñar políticas en la cadena de suministro del oro. Con esto, se ha buscado prevenir los conflictos en países en donde se extrae este mineral y así mismo trabajar por reducir las emisiones de Co2. 

Y así como las que acabamos de nombrar, han surgido un sinfín de organizaciones que buscan regular las cadenas de suministro en los países en donde se desarrolla la industria. Aunque tal y como lo expresa Iris Van der Veken quién es la directora de RJC, se necesita unificar todos los acuerdos en uno solo para poder unir esfuerzos en torno a un objetivo en común. 

Según afirma el reporte, está década por venir será crucial de cara al futuro de la industria, pues las empresas se verán obligadas a tomar acción en todas las áreas de su operación. Desde el cumplimiento y promoción de los derechos de los trabajadores, hasta tener mapeado y asegurado que sus materias primas provienen de fuentes legales que puedan probar su baja emisión de Co2 y la correcta disposición de los residuos. 

Swarovski, por ejemplo, ha venido operando desde 2015 con energía renovable. Según se pudo establecer, casi el 33% de su operación se da gracias a fuentes renovables de electricidad. Y si bien aún no es lo más óptimo, es importante mencionar que cada vez hay una mayor concientización por parte de todos los jugadores para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible para 2030. 

Tal y como conocimos en está primera entrega de sostenibilidad, la explotación de diamantes genera un impacto negativo en cuanto al medio ambiente se refiere  y así mismo, en cuanto a los derechos de los mineros en países africanos principalmente. Es por eso que, Pandora solo usa diamantes cultivados en laboratorio desde mayo del 2021. 

También nos gustaría resaltar la nueva política de Tiffany & Co. en la que ha venido implementando controles de cadena de custodia de todos sus diamantes para poderlos rastrear desde la fuente, y así mismo dar garantía a sus clientes de que sus joyas provienen de minas legales. También vale la pena resaltar que sus más recientes colecciones son hechas con oro reciclado, lo cual indica un cambio trascendental en la forma en la que una marca líder toma acción, pues es de las pocas que se ha propuesto disminuir sus emisiones de Co2 para este año en curso. 

Como lo hemos venido resaltando a través de nuestro recorrido por la sostenibilidad, hay muchas oportunidades de transformación sostenible, y es menester de todos, dar un paso adelante y empezar a trabajar por este fin. Vemos todos los días una creciente exigencia por parte de los inversionistas para que las empresas actúen conforme a las exigencias de los clientes y del mundo en general por una industria más consciente.

Desde BAROQ hacemos un llamado e invitamos a toda la industria para que establezcamos una agenda que nos lleve a cumplir los objetivos de desarrollo sostenible para 2030. Priorizar la sostenibilidad en todas las áreas de las empresas y marcas del sector, será clave para poder innovar y estar a la vanguardia. 

Como lo mencionamos en nuestro blog pasado, aún hay mucha tela por cortar, y seguramente volveremos a hablar de este importante tema en los meses por venir. 

A continuación hacemos un compendio de todas las ideas principales ideas que extrajimos de este interesante reporte:

  1. La industria de la joyería ha sido blanco de fuertes críticas por su falta de control en sus proceso de compra de insumos y control sobre la cadena de valor. Si bien se han desarrollado estrategias y políticas para contrarrestar el daño medioambiental y social, todavía queda mucho por recorrer. 
  2. Los consumidores de hoy en día están mucho más informados y por consiguiente son más exigentes. Se empieza a ver una demanda creciente por productos responsables con la sociedad y el medio ambiente. 
  3. Cada vez se empieza a ver la sostenibilidad como una fortaleza para aquellas empresas que han sabido evolucionar y adaptarse a esta nueva economía de mercado. Este pilar se ha convertido en un real diferencial en las marcas.
  4. Los consumidores al estar mejor informados son más exigentes a la hora de comprar artículos de lujo. 
  5. Los jóvenes, especialmente de la generación z exigen buenas prácticas ambientales y sociales en el componente de sostenibilidad de las marcas de lujo. Es por eso que el 30% de ellos estaría dispuesto a pagar más por un artículo de lujo sostenible.
  6. Los artículos de lujo sostenibles son más costosos, y eso agrega una presión a las marcas en cuanto a márgenes se refiere. Pero si logran posicionarse como jugadores responsables con el medio ambiente y la sociedad, podrán sentar nuevos precios base en el mercado. 
  7. Los gobiernos y organizaciones internacionales están empezando a reglamentar los procesos y materiales en toda la cadena de valor.
  8. Si bien no hay una hoja de ruta clara que defina puntualmente cuales son los pasos para poder llegar a operar de forma sostenible, vemos que las empresas ya han empezado a trabajar por controlar y dar a conocer de principio a fin sus cadenas de valor. Esto permite ver la disposición de las mismas a evolucionar e innovar en el sector.
  9. Falta por encontrar o crear una organización que abarque absolutamente a todos los involucrados en la industria para que nos podamos poner de acuerdo en una agenda clara y concisa que dicte los lineamientos escalonados para operar de forma sostenible en los años por venir.

Si bien no hay una hoja de ruta clara que defina puntualmente cuales son los pasos para poder llegar a operar de forma sostenible, vemos que las empresas ya han empezado a trabajar por controlar y dar a conocer de principio a fin sus cadenas de valor. Esto permite ver la disposición de las mismas a evolucionar e innovar en el sector.

Les damos las gracias por leernos y los invitamos a darnos a conocer sus propuestas de sostenibilidad. Esperamos tengan una excelente semana y los invitamos a acceder a nuestra tienda virtual para conocer todo nuestro portafolio de ¡joyería!

Hasta entonces.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Featured collection

Capítulo 1: La esencia de la simplicidad