¡Adios! Le dicen las marcas de moda a Rusia...

A medida que la guerra en Ucrania se intensifica a más de una semana de su inicio, vemos como los rusos adinerados empezaron a gastar gran parte de sus ahorros en joyas y relojes. Una tendencia provocada por la devaluación del rublo y la creciente preocupación de muchísimas personas que buscan preservar el valor de sus ahorros. 

Jean-Christophe Babin quién es el director ejecutivo de la joyería italiana Bulgari aseguró en días pasados, en entrevista para la cadena Bloomberg, que sus ventas aumentaron significativamente desde la fuerte restricción del efectivo impuesta por el gobierno. Cuenta que en el corto plazo se vieron beneficiados, pues la gente percibe las joyas Bulgari como una “inversión segura”. (Bloomberg, 2022)

Otra cosa muy diferente pasa en el largo plazo, pues considera que las restricciones que se vienen imponiendo sobre Rusia y su acceso a la banca internacional, pueden dificultar la exportación de bienes de lujo a este país. Recordemos que Rusia fue vetado de la red SWIFT el “principal sistema de mensajería que utilizan los bancos para realizar pagos transfronterizos rápidos y seguros”. (BBC, 2022) También cabe anotar que varios gigantes de las tarjetas de débito y crédito, como MasterCard, Visa y Amex, han dejado el país, lo que dificulta que las personas puedan seguir comprando este tipo de bienes de lujo. 

Desde el 6 de Marzo, el grupo LVMH, Richemont, Rolex y Omega del grupo Swatch han cerrado sus puertas y se suman a la larga lista de marcas como Nike, Apple y Zara que ya lo habían hecho desde la semana pasada. Si bien se había anunciado que estas marcas asumirían un papel apolítico, la presión internacional habría hecho que se tomara una decisión de fondo por parte de cada una de ellas. 

Según Euronews, solo el grupo Inditex dueño de Zara, Bershka, Pull & Bear, Stradivarius, Oysho, Massimo Dutti y Uterqüe con más de 500 tiendas en Rusia ha dejado sin empleo alrededor de 9,000 personas y se estima que dejará de percibir el 8,5% del total del EBITA global del grupo. (Euronews, 2022)

Cabe recordar, así como lo hablamos en el blog pasado, que Rusia no es un mercado tan relevante para las marcas de lujo. Según se pudo constatar en los últimos reportes de Edouard Aubin y de Morgan Stanley, este país representa menos del 2% de los ingresos totales para los conglomerados LVMH, Richemont y el grupo Swatch. (Edouard Aubin, 2022)

Así pues, LVMH cerró temporalmente sus 175 tiendas en Rusia, al igual que el grupo Kering sus 17 puntos de venta y Cartier hizo lo propio con sus 5 locales. Muchos no han querido adoptar una postura política al respecto, pero Balenciaga por ejemplo se ha solidarizado con el pueblo ucraniano y ha decidido poner en su foto de perfil de Instagram la bandera de Ucrania y transmitir diariamente información actualizada sobre la invasión rusa. Recordemos que el director artístico de la marca francesa Demna Gvasalia fue víctima de desplazamiento de su natal Georgia cuando apenas tenía 12 años. 

Según constatamos en France 24, algunas marcas han optado por tomar una posición más activa y decidieron donar dinero a organizaciones internacionales. “LVMH donó cinco millones al Comité Internacional de la Cruz Roja; Chanel, dos millones a la ONG Care y el ACNUR; y Louis Vuitton, un millón a Unicef”. (France24, 2022). Un pequeño aporte a las organizaciones que luchan por preservar los derechos de las personas más vulnerables.

De otro lado, las fuertes presiones internacionales han hecho que varias personalidades rusas sean desvinculadas de eventos de moda y del deporte. En Plena Semana de la Moda de París, la Fédération de la Haute Couture et de la Mode acaba de anunciar que veta al diseñador ruso Valentin Yudashkin por no tomar una postura clara frente a la guerra en Ucrania. Es importante mencionar que Yudashkin diseñó el actual uniforme de los militares rusos. 

Son más de 6,000 millones de euros los que las marcas de lujo dejarán de percibir si deciden cerrar todo el año. Por ahora, aseguran que solo volverán a abrir cuando las condiciones se estabilicen y todo vuelva a la normalidad. 

Ya para terminar, queremos destacar la creciente solidaridad por parte de varias marcas y conglomerados que han rechazado la violencia y han decidido parar temporalmente su operación en Rusia. Se espera que más marcas se sumen a esta iniciativa, para de esta manera, presionar al régimen de Putin. 

Desde BAROQ hacemos un llamado al diálogo constructivo y esperamos que todo pueda solucionarse pronto por la vía diplomática. 

Aquí las ideas más importantes de este blog: 

  1. Hay una creciente preocupación de muchísimas personas que buscan preservar el valor de sus ahorros, comprando artículos de lujo como relojes y joyas. 
  2. Hay una presión por parte de occidente para que las empresas y marcas cierren operaciones en Rusia. 
  3. Si bien en un principio las marcas de lujo estaban manejando una postura apolítica, muchas ya han tomado acción y han decidido rechazar la invasión Rusa. 
  4. Son más de 6,000 millones de euros los que las marcas de lujo dejarán de percibir si deciden cerrar todo el año.

Fuentes: Business of Fashion, Fashion Network, Bloomberg, France 24, Euronews, BBC news.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Featured collection

Capítulo 1: La esencia de la simplicidad